De mamá a mamá | Toddlers y Niños

Ir al supermercado sin berrinches ¿Es posible?

25 abril, 2017
ir-al-supermercado-sin-berrinches-es-posible
Imagen de pinterest

No es posible, desde ya te lo digo. O sea, no es que con estos consejillos NUNCA vayan a hacer tus hijos berrinches en el super.

Mejor dicho:

¿Se puede ir al supermercado con niños? Sí

¿Sin berrinches? Si y no.

Sigue leyendo y entenderás…

No hay nada más extremo que un toddler con sueño en la fila del supermercado

 Para emociones fuertes, esa. 😱 Me ha tocado varias veces que mi crío -me y nos-  ha hecho berrinche en el súper. Antes me estresaba y quería que me tragara la tierra, pero ahora, después de mucho leer, de mucho autocontrol y experiencia, sé cómo actuar frente a un posible berrinche en el supermercado, o cuando ya estamos en uno.

*Advertencia: los siguientes consejos, son reales, fidedignos y puestos en práctica por una madre que pasó berrinches en walmart, la comer y chedraui (y no es patrocinio)

 

 1. ANTICIPA: Dile a dónde vas y qué va a pasar. Por ejemplo: “hijo, vamos a ir al supermercado y sólo vamos a comprar tal cosa (siempre especifica qué es lo que comprarán) y el día de hoy no juguetes, no dulces. Los primeros intentos probablemente no funcionen y tu peque llorará cuál magdalena, pero recuerda que esto es de paciencia y repetición; su cerebro es inmaduro por naturaleza. Poco a poco entenderá y verás que cuando menos lo esperes hasta él o ella misma te dirán que no hay dulces hoy (así me dice mi retoño).

2. ORGANIZACIÓN: Si sabes que tu peque tiene hambre, está cansado, tiene sueño o ya se acerca la hora de su siesta, trata de no ir con él o ella a hacer las compras. Si definitivamente no puedes posponerlo, dile a tu pareja o a alguien más que te acompañe. Así podrán hacer equipo.

…Pero preguntate algo… ¿realmente es necesario llevarlo si sé que tiene sueño o tiene hambre? ¿realmente necesito hacer esa compra en este momento? Creo que si lo analizas bien, verás que existen posibilidades de hacer la compra en otro momento y preferirás la estabilidad de tu peque y la tuya.

Tip: organiza las compras de tu semana, siempre es necesario cuando hay niños en casa.

 

3. AGUAS CON LAS “ZONAS PELIGRO”: No pases por el área de golosinas, ni juguetes. Los supermercados están hechos para atraer a los niños y muy maliciosamente, la mercadotecnia coloca los dulces y chucherías en la entrada de las cajas. Sí, esto es realmente complicado.

Qué mamá no ha caído en las garras de la dulce vocecita que nos reclama por un kinder sorpresa y se lo terminamos dando. A veces no podremos zafarnos, estoy muy consciente de eso, pero si sientes que ese dulce o chuchería es inconveniente para tu peque, entonces sé firme. Te puede funcionar distraerl@ con algun objeto que lleves o explicándole la verdadera razón.

Lectura recomendada  12 datos sobre los niños pequeños que probablemente no sabías

*Otra vez: quizás no a la primera funcionará. Hay que ser constantes.

4.DISTRACCIÓN: Esto no es 100% infalible, pero cuando estén comprando, canten canciones, cuenten los números, platiquen, inventen una historia, haz carreras en el coche del super, o sea, sácate algo de la manga (somos re buenas las mamás para eso) y así lo podrás distraer de alguna posible incomodidad o de algo que quiera. Algunos minutos podrías ganar, digo.

¿Y si ya hizo berrinche?

Nunca nos vamos a salvar de algún berrinchillo en el supermercado. Así es la maternidad. Mentiría si les dijera que es fácil, pero no lo es. Así que si ya estamos en plena pataleta, lo importante y primordial antes de cualquier cosa es……….. que te valga la gente. Así punto. Porque entre más te valga, más autocontrol tendrás. Y te digo: siempre habrá miradas curiosas viendo la escena como si se tratara de un Big Brother en vivo, demás de cuchicheos, bla, bla, bla. Eso es lo menos importante, yo lo aprendí. Aprendí que lo único que me debe importar es mi hijo en ese momento de desbordamiento.

Bueno pues respira y acompaña el sentimiento. No ignores pero tampoco des demasiada importancia, quizás sólo quiera llorar y ya, y una es la que está duro y dale explicando para que deje de llorar. Ejemplo: yo dejo llorar a Mateo y le explico que esta vez no puede tomar ese chocolate. Validar su sentimiento es importante porque es genuino, no manipulado. Sin abandonar, lo acompaño y le digo que cuando termine de llorar o de estar enojado, mamá estará para abrazarlo.

Lectura recomendada  Soy la señora y lo acepto

Va de nuevo: esto me funcionó a la 23475 vez. Ahora ya me dice: -mami no vamo a coprar chocolate, hoy no-. Y cuando pasamos por la caja, claro que los mira y me dice que si le compro y yo le digo que recuerde que hoy no, y se le pasa. Generalmente eso sucede cuando no tiene hambre ni sueño. 

Tip: si sigue insistiendo, dile que en casa podrán jugar a las luchas o a las muñecas, alguna cosa que a tu peque le encante. Eso podrá sacarlo del momento e imaginar lo que va a pasar. Pero lo cumples, eso sí. 

Tambien podemos ceder

Si sientes que puedes ceder, entonces dale lo que pide pero enseñale que te lo pida de una manera adecuada. No llorando y que sea por favor. Primero bajate a su nivel, miralo a los ojos y dile que sólo lo obtendrá si lo dice calmado, tranquilo y por favor. Así aprenderá a manejar su emoción.

Sí chicas, la teoría se escucha bien fácil pero créanme que sí se puede, se los juro.

¿Tienes otros tips que me puedas compartir? ¡Comentalos! Seguramente entre más tips tengamos, mejores resultados podremos tener. ¡Hagamos comunidad!

Sigue a Yo Mujer Yo Mamá en Facebook
Sigue a Yo Mujer Yo Mamá en Instagram
Sigue a Yo Mujer Yo Mamá en Twitter

💋💋Yery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *