De mamá a mamá | Destacados | Toddlers y Niños

Mi hijo se pone mis tacones

26 junio, 2017
Mi hijo se pone mis tacones

Hace un tiempo que mi hijo comenzó a abrir mi closet y ponerse mis zapatos. Camina un poco hacia nosotros y nos dice: <<mira los zapatos de mami>>, a mi esposo y a mí nos causa gracia porque él se ríe al caminar. Después los deja y vuelve a sus zapatos o a estar descalzo como acostumbra.

Esto ha sido a partir de los 2 años aproximadamente y no es una actividad recurrente, en realidad ha sido algunas veces.

Imitación de roles

Es importante saber que estas conductas son totalmente normales en el desarrollo de un niño de entre 2 y 5 años. De hecho, cuando mi hijo ve que me maquillo, me dice que si puedo ponerle labial o color en las mejillas. Pues les cuento que lo hago, pongo un poco de brillo sin color en sus labios y listo, él termina encantado porque piensa que estamos jugando y a mí me ayuda a maquillarme como él dice.

Tan-tan, fin del cuento. Después ni se acuerda.

Nosotros no queremos ponernos freakys y maximizar una conducta que no tiene porqué parecer otra cosa más que una simple imitación y juego de roles.

Me ha pedido igual que le pinte las uñas cuando me ve a mí haciéndolo y le hago un puntito en cada uña. Feliz él con su puntito.

Este es un aprendizaje por observación e imitación. No es que quieren ser niñas por ponerse tacones, pintarse las uñas o jugar con muñecas. Su curiosidad por descubrir el mundo lleva al niño naturalmente a querer experimentar lo que hay a su alrededor e imitar lo que hacen sus figuras de apego (mamá y papá). En este caso me imita a mí porque estamos todo el día juntos, ve lo que hago y lo quiere hacer igual. Digamos que imita los roles de quien admira.

Lectura recomendada  ¿Ser buena madre significa saber cocinar?

Mateo sabe que puede jugar con lo que sea, nosotros no le decimos que esto es de niñas o esto de niños, él escoge con lo que quiere jugar o ponerse.

Tan simple como eso, jugar a que soy mami poniéndome sus zapatos.

A nadie perjudica que tu hijo varón juegue con tu maquillaje o se ponga tu ropa, de hecho, hay niños que se han puesto el disfraz de Elsa (Frozen) y salen a la calle con el apoyo de sus padres. Ellos ven al personaje como alguien valiente, lindo, amable (o cualquier otra cualidad con la que se identifiquen), no ven al personaje como un género, sino como un ídolo. La identidad de género <aunque ya se identifican como niños o niñas a los 2 años aproximadamente>, todavía no está por completo identificado y tienen curiosidad por jugar e imitar conductas que están a su alrededor.

Aunque mi hijo Mateo ya tiene gusto por determinados juguetes <<de niños>>, él juega con lo que sea que le guste, desde muñecas hasta trastecitos de cocina. De hecho le gusta mucho cocinar conmigo.

Creo que el problema en sí se presenta cuando nosotros los adultos comenzamos a estereotipar ciertas conductas que nuestros hijos hacen. Si cuando Mateo me pidió que le pintara las uñas yo le hubiera dicho que eso es de niñas, entonces estoy enviándole un mensaje <<esto es de niñas, tu eres niño y no debes hacerlo>> cuando es sólo pintura y una simple curiosidad. Si lo prohibo más lo deseará.

Lectura recomendada  ¿Qué son los abuelos?

Vale decir que no voy a mandar a Mateo con las uñas pintadas a la escuela, si tuviera una niña tampoco lo haría porque no es lugar y, además, desafortunadamente el bullying ha llegado a niveles preocupantes y no quiero exponer a mi hijo. Por desgracia cuando un niño o niña no realiza conductas esperadas por la sociedad, es discriminado y hostigado.

Los tiempos han cambiado

Tranquila si tu hijo quiere ponerse tus tacones o usar tus collares, es un simple juego de roles. Puede pasar el gusto o puede que no, pero ¿acaso no seguiría siendo tu hijo si tuviera otra preferencia? Mi hijo sería igual de amado.

Podemos incluir a nuestro hijos e hijas en todas las actividades en casa sin estereotipar, ni etiquetar. No debemos forzarlos tampoco si no les agrada alguna actividad. Alentemos sus habilidades aunque no encajen con lo que la sociedad espera.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *